lunes, 8 de marzo de 2010

Según la Aedapi, el juego online obtuvo 260 millones de beneficios en el 2009


Las empresas de juego online han experimentado un fuerte crecimiento a lo largo de los últimos 5 años. Según el último informe de la Aedapi, se estima que el sector cuenta con más de 280.000 usuarios en España un 40% más que en el 2008, que tenía 200.000 usuarios.

En líneas generales, los resultados del sector desprenden que los clientes aumentan pero apuestan menos cantidad de dinero. Un estudio de Paysafecard de 2009, perfila al apostador online como un hombre, de entre 20 y 29 años, jugador ocasional y que apuesta cerca de 10 euros cada vez que juega con una frecuencia de 5 ocasiones al mes.

Las apuestas deportivas viven y son parte del deporte. La relación entre los principales clubes de las ligas europeas y las casas de apuestas más importantes es cada vez más estrecha. Actualmente, hay varios equipos que se encuentran en una situación de patrocinio con una casa de apuestas reconocida, dedicándose a los patrocinios deportivos directos cerca de 30 millones de euros esta temporada. Empresas como 12bet.com, Betfair, Bwin, Interapuestas, Unibet o William Hill han apostado por relacionarse con clubes importantes de La Liga como Sevilla CF, FC Barcelona, Real Madrid CF, RCD Espanyol, Valencia CF y Málaga CF, respectivamente.

La vinculación de las casas de apuestas por internet con el deporte siempre ha sido transparente y se han llegado a acuerdos con organizaciones del deporte que han servido para destapar algunos partidos amañados y apuestas cometidas fraudulentamente gracias a la detección de patrones irregulares de apuestas, ya que disponen de un registro histórico de todos los clientes, apuestas y movimientos económicos de forma electrónica. En la actualidad, muchas de las grandes casas de apuestas son miembros de la Asociación de Seguridad en Deportes Europeos (ESSA). La ESSA es la encargada de velar porque no se produzcan apuestas ilegales ni amaños.

Desde 2006, la Aedapi ha visto cómo el sector del juego online ha experimentado un crecimiento constante a pesar de la crisis económica en los últimos años. El sector del juego llegó a obtener unos beneficios superiores a los 200 millones de euros en España en 2008 dejando constancia de su solidez y futuro.

En 2009 la situación no sólo se ha mantenido sino que las perspectivas de crecimiento han aumentado notablemente. Según los datos de la Aedapi, durante 2009 el sector de las apuestas por internet ha obtenido cerca de 260 millones de beneficios, lo que supone un aumento de más del 20% respecto a la anterior campaña. Un dato sólido que contrasta con la mayoría de sectores y que, a su vez, supera las previsiones hechas para 2009.

Las casas de apuestas poseen tres grandes líneas de negocio: las apuestas deportivas (el producto estrella), el póker, y otros productos entre los que se encuentra el casino o los juegos Arcade. Durante la anterior campaña se calcula que las apuestas deportivas generaron unos beneficios al sector de más de 90 millones de euros y, productos como el casino y los juegos reportaron al sector más de 100 millones de euros de beneficios. Sin embargo, el producto de las casas de apuestas que más éxito ha tenido durante 2009 ha sido el póker que ha generado unos beneficios superiores a los 65 millones de euros consolidando un aumento cercano al 50%.

En 2010, la Aedapi estima que el sector del juego online llegará a superar holgadamente la barrera de los 300 millones de euros en beneficios con un aumento similar al de la campaña pasada fruto de eventos deportivos importantes como el Mundial de futbol y el de baloncesto. La asociación prevé que habrá regulación en España a partir del 2011. Según las estimaciones de la asociación, el sector podría llegar a duplicar la facturación en los tres años siguientes a partir de que el sector se regulase. Sin embargo, yo soy más escéptica en cuanto al tiempo que habrá que esperar para disponer de una regulación y lo veo algo más lejano.

Hace tan sólo dos años que las casas de apuestas físicas están presentes en Madrid y País Vasco. Sendas Comunidades poseen una regulación autonómica que les permite habilitar la infraestructura para operar apuestas en establecimientos físicos. Según el informe de la Aedapi, otras Comunidades como Catalunya, Valencia, Galicia, Ceuta y Murcia han empezado a mover ficha para regular las casas de apuestas físicas en sus Comunidades Autónomas.
La diferencia entre el modelo madrileño y el modelo vasco de gestión del juego, reside en que el madrileño permite una libre concurrencia de casas de apuestas y expide licencias de hasta 5 años, mientras que el modelo de Euskadi permite un número limitado de licencias. Los principales players en el sector de las casas de apuestas físicas en estas dos comunidades son: Victoria, W1nners, Sportium, Apuestas Oé y Vaamos para Madrid y Victoria, Reta y Kiroljokoa para País Vasco.

El último año ha servido para comprobar que las casas de apuestas físicas tienen sentido si van acompañadas con un marco regulatorio apropiado motivado por el factor cultural. En el caso de la Comunidad de Madrid no se permite entrar en el sector de la hostelería con terminales de apuestas físicas por lo que juega en detrimento del sector. Por el contrario, en el caso del País Vasco la situación es distinta: si está permitido entrar con terminales en el sector hostelero y la gestión resulta más económica así como el retorno de inversión es más alto que en las tiendas.

Pues bien, sigo pensando que la apertura de nuevas casas físicas de apuestas en otras comunidades, se va a ralentizar porque el propio sector presencial, que es quien debe invertir, con la crisis no está por la labor. En cuanto a que el modelo vasco debiera ser más rentable, los números no son todo lo maravillosos que uno esperaría.
Precisamente ayer algunos periódicos vascos daban cifras que resumo a continuación: Los vascos se gastaron en casinos, bingos, loterías, quinielas, apuestas y máquinas tragaperras a lo largo del pasado año 1.485 millones de euros. En cuanto a las apuestas, las tres casas con licencia en Euskadi gestionaron 7 millones de jugadas en el último ejercicio, unas 135.000 semanales, concentradas en su mayoría los sábados y los domingos. En cuanto a la tipología de apuestas, los apostadores se volcaron por el fútbol, un 60%, por baloncesto, un 10%, seguido por el tenis, traineras y pelota. Por orden de facturación de las compañías que operan en la comunidad, Reta facturó 31,3 millones de euros en 2009, frente a los 14,5 millones.

Volviendo al informe de la Aedapi, se concluye que el sector está viviendo un momento de crecimiento y consolidación. Prueba de ello es el aumento de beneficios del sector y las previsiones de crecimiento para los próximos años. Sin embargo, el sector del juego online sigue soportando un peso innecesario año tras año que merma su crecimiento y expansión en el mercado español por la falta de regulación legal sobre las apuestas por internet.
Paralelamente, el deporte y el sector del juego van estrechando lazos gracias a los diferentes patrocinios que existen entre las grandes casas de apuestas y los grandes clubes deportivos. Independientemente del factor deportivo, las casas de apuestas han encontrado un caballo ganador a través del producto del póker online. Todos estos factores evidencian que el sector necesita un terreno legalizado donde operar en el mercado español ya que tanto usuarios como empresas apuestan por el producto que se ofrece a través de la red.

Desde su fundación, la Aedapi ha concienciando a los organismos pertinentes y a los medios de comunicación de la necesidad de resolver el vacío legal que afecta a las casas de apuestas online en España. La solución de la regulación es la vía a seguir pues, aparte de ofrecer mejores condiciones para Estado, empresas y usuarios, ayudaría a generar empleo y sería clave en el crecimiento de la economía española, una de las más castigadas por la crisis económica.

Desde luego que algo se mueve y cifras se dan, tanto en los medios de comunicación como en el Parlamento. Cabe recordar que el pasado 16 de diciembre de 2009, se presentó por parte del Grupo Parlamentario de Esquerra Republicana- Izquierda Unida-Iniciativa per Catalunya Verds, una proposición no de Ley sobre regulación de los juegos y apuestas en el ámbito de las competencias estatales: «El Congreso de los Diputados insta al Gobierno español a: Aprobar, con carácter urgente, el Proyecto de Ley para regular las actividades de juego y apuestas, en su ámbito competencial, en cumplimiento de la Disposición Adicional vigésima de la Ley 56/2007, de 28 de diciembre, de Medidas de Impulso de la Sociedad de la Información.»

El grupo parlamentario recordaba que la Aedapi reclama desde su nacimiento en 2006 la configuración de una nueva legislación en el territorio del Estado que regule el sector de las apuestas y que aporte la necesaria transparencia y confianza para su desarrollo y consolidación. En este sentido, recuerdan que, por ejemplo, gracias a esta confianza, en Italia la regulación del juego online aumentó los ingresos en más de un 20%.

Según algunos estudios, el mercado del juego online en el Estado español podría mover alrededor de 350 millones de euros
, la mayoría de los cuales sin regulación, y se prevé que continúe la tendencia creciente (en el último año ha sido de un 17%), esperando que en 2012 se alcancen los 800 millones. Ello conlleva una clara repercusión en las arcas del Estado.

Pero la realidad es que las arcas del estado van por otros derroteros… y siguen habiendo ciertos intereses ocultos y contrapuestos, aquello que para unos (los online) es prioritario, para otros (los offline y compañía) cuanto más tarde llegue, mejor. Por tanto, ya se verá con qué urgencia se aprueba el proyecto de Ley de juego online…
Posts relacionados:

No hay comentarios:

Publicar un comentario