martes, 16 de octubre de 2012

Ante la llegada de Eurovegas, los casinos madrileños se preparan con licencias “dos por 1” y fiscalidad "low cost”, y si el proyecto de Adelson no se materializa qué pasaría con estos cambios?


El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, destacóayer el interés de Mariano Rajoy, por ir juntos en la misma dirección y desarrollar cuanto antes el proyecto Eurovegas.
Así lo ha asegurado González tras reunirse durante más de una hora y media con Mariano Rajoy en el Palacio de la Moncloa, en lo que ha sido su primera visita institucional como presidente madrileño, para analizar cuestiones de actualidad, entre los que figura el proyecto Eurovegas.
Según González, ambos han coincidido en la necesidad de llevar a cabo cuanto antes este proyecto, que ha considerado de enorme envergadura, para España, en general, y para la Comunidad de Madrid, en particular. La reunión entre Rajoy y González se ha producido un día antes de la segunda visita que se va realizar hoy en Madrid con los representantes de Las Vegas Sands, empresa promotora de Eurovegas, para repasar cuestiones pendientes y conocer las preocupaciones de promotores del proyecto.
Tras la reunión, el presidente madrileño ha señalado que “Rajoy comparte conmigo que Eurovegas es un proyecto de enorme envergadura e interés para España y para la Comunidad de Madrid”. En este sentido, han coincidido en que el “Gobierno y la Comunidad de Madrid deben ir juntos en la consecución de este objetivo, porque afecta a cuestiones políticas o legislativas  tanto a nivel regional como nacional”.
Instalar una meca del juego como Eurovegas en España, el polémico proyecto que el estadounidense Sheldon Adelson pretende construir en Madrid para atraer 11 millones de visitas al año, podría ser un revulsivo para el sector español de los casinos, sumido en un profundo declive que va más allá de la recesión económica del país.
Las condiciones que Adelson supuestamente ha impuesto a su inversión -rebajar sustancialmente la tasa de juego, modificar la ley del tabaco o cambiar la legislación laboral entre otros aspectos que no han sido concretados oficialmente-, serían extensibles al resto de los operadores españoles, beneficiando, al menos, a los que no están en su radio directo de influencia.
“Es una buena noticia para el sector porque este tipo de casinos operan con un modelo de muy alta inversión y muy baja fiscalidad y de otra manera no funciona. Es imposible que nadie invierta la cantidad de dinero que cuestan este tipo de resorts ... con un tipo de fiscalidad como la que tenemos ahora mismo”, dijo Heliodoro Giner, secretario general de la AsociaciónEspañola de Casinos.
Con la promesa de invertir casi un punto y medio del PIB nacional (15.000 millones de euros), todo en el complejo soñado es tan grande como su ambición: una docena de hoteles con 36.000 camas, 6 megacasinos, 18.000 máquinas tragaperras y varios campos de golf.
Pese a conocer sólo un mínimo esqueleto del proyecto, el paraíso lúdico ha despertado el interés de políticos regionales, que no quieren despreciar la ocasión de atraer viajeros y actividad económica en el que todavía es segundo destino turístico mundial. De hecho, el mero proyecto desató una singular batalla entre las comunidades de Madrid y Cataluña, región ésta última que, al verse derrotada en la pelea, no tardó en anunciar otro macroproyecto turístico.
En el país de los cinco millones de parados, el multimillonario promete nada menos que 250.000 puestos de trabajo, una cifra que contrasta no sólo con la situación económica del país - que vive la peor crisis de la democracia - sino también con la de el sector -los dos casinos de Madrid han presentado recientemente expedientes de regulación de empleo.
Además de sufrir como otros sectores la depresión económica, en el del juego ha llovido sobre mojado en los últimos años con el endurecimiento de la ley antitabaco en 2011 y la irrupción del negocio en Internet, que hasta mediados del año pasado campaba en la ilegalidad perjudicando a los operadores tradicionales.
Según cifras oficiales, el dinero jugado en todos los casinos españoles ha caído casi un 40% desde los máximos alcanzados el último año del boom económico en 2007, a 1.612 millones de euros a finales de 2011
TABACO Y JUEGO
Los expertos coinciden en que las autoridades tendrán que rebajar una tasa de juego que tiene soberanía regional y que, de media, se sitúa en el 55% de los ingresos brutos.
Esta tasa, sumada al resto de impuestos que paga cualquier empresa, da a los casinos muy poco margen de maniobra, según sus responsables, y les obliga a pagar elevadas tasas aún presentando pérdidas, situación que sufren una treintena de los poco más de 40 casinos que quedan en España.
La Comunidad de Madrid, antes de la inesperada dimisión de su presidenta Esperanza Aguirre, se había mostrado favorable a crear las condiciones que permitan instalarse a Eurovegas, quizá desencadenando un efecto dominó en otras regiones del que se beneficiarían todos los casinos ya instalados.
“Madrid anunciará una fiscalidad mucho más baja y ya veremos lo que hacen las regiones limítrofes. No tiene mucho sentido que un casino esté pagando un 10% de tasa en Madrid y un 55% de tasa en Valencia. Es un negocio en el mismo país. Sería un elemento muy bueno para dinamizar y modernizar el sector”, pronosticó Giner.
Cualquier relajación contrastaría con la obsesión por recortar el déficit que ha embarcado a gobierno central y autonomías en una cruzada por el recorte de costes y el aumento de la presión recaudatoria.
Suavizar la prohibición de fumar en todos los espacios cerrados, en vigor desde 2011, otra de las modificaciones que supuestamente ha exigido Adelson y que ha levantado ampollas en algunos sectores, también tendría un impacto positivo en los casinos.
“Están eliminando la prohibición de fumar en todos los casinos del mundo, porque el jugador de casino es fumador”, explicó un analista. La patronal atribuye entre un 15 y un 18% de la caída de ingresos a la prohibición de fumar.
El Ministerio de Sanidad es reacio a modificar la normativa actual aunque está abierto a escuchar argumentos.
LA COMPETENCIA EN MADRID
Incluso un descenso pronunciado de la tasa de juego y otros impuestos podría no ser suficiente para revertir la situación de los casinos ya establecidos en la Comunidad de Madrid: el Casino Gran Madrid ubicado en Torrelodones y el de Aranjuez, que podrían verse perjudicados por su cercanía con los resorts de Adelson, según el analista.
“Para Torrelodones y Aranjuez sería una competencia brutal, pero no lo sería para los bingos y negocios de otro perfil”, explicó el analista, muy partidario de la inversión.
El Casino Gran Madrid de Torrelodones, con más de 30 años de actividad a sus espaldas, ve positivos algunos de los cambios que supondría Eurovegas pero reclama su inmediata implantación, para poder así aprovechar los tres ó cuatro años de margen antes de tener que competir con el coloso estadounidense.
“Es imposible que con un 45% de tasa de juego podamos estar operando con un operador que viene con el 10%. Entendemos que eso se subsanaría pero lo que nos gustaría es que se hiciese de forma inmediata. Si se rebaja cuando vaya abrir el grupo Sands, sería demasiado tarde,”, dijo José María Paredes, portavoz del casino madrileño, cuya empresa ha sufrido en los últimos años un pronunciado descenso de su actividad que obligó a despedir a más de 30 empleados en el mes de abril.
MARGEN PARA EL ESCEPTICISMO
“Veo difícil el proyecto de Eurovegas, no tengo claro que vaya a terminar materializándose, habría que ver cómo se enfoca”, dijo otro analista del sector del juego que tampoco quiso ser identificado, que puso de relieve la gran cantidad de flecos sueltos e incertidumbres que rodean a la inversión
Al margen de las numerosas dudas que genera la consecución del proyecto - desde procesos judiciales o investigaciones bursátiles abiertos en Estados Unidos hasta la materialización de la gigantesca inversión - numerosos observadores ponen en duda que el empresario logre atraer los 11,5 millones de visitas anuales que proyecta.
Los casinos en operación, que en conjunto tuvieron 4,5 millones de clientes en 2011, consideran que Adelson busca otro público objetivo al cortejar un turismo internacional ad hoc, que se desplace exclusivamente a jugar al megacomplejo, como, salvando las distancias, muchas familias que acuden a Eurodisney.
De hecho, un análisis de la consultora PwC sobre el juego advertía a finales de 2011 de la existencia de un nicho de mercado en Europa para un proyecto de estas características porque los centros de juego europeos se nutren fundamentalmente de jugadores locales.
Casi 57 millones de extranjeros visitaron en 2011 la España del sol y playa, una cifra que durante las últimas décadas ha alimentado los sueños de grandes complejos de ocio. Pero muchos de ellos murieron casi antes de nacer, incluso aquel que iba a convertir el desierto de los Monegros en un cruce entre Las Vegas y Disneyworld o el proyecto manchego cuya denominación "Reino de Don Quijote" ya parecía condenarlo a no pasar de una quimera.
No sé si se acabará materializándose este proyecto, tengo mis dudas, pero sí sé que de momento los efectos Adelson se han dejado sentir en la Comunidad de Madrid. Los dos casinos parece que no sólo han conseguido beneficiarse con la posibilidad de abrir nuevos casinos llamados eufemísticamente "salas apéndice" sino que ahora podrán obtener una bajada sustancial de impuestos. No está mal la jugada. En otras palabras, ahora las licencias de casino no sólo se han convertido en un “dos por 1” sino en una nueva modalidad "low cost", ¿y si no llega a materializarse el macroproyecto, qué pasaría con estos cambios?...pues, que no le quiten lo bailao!!
Posts relacionados:

2 comentarios:

  1. Buenas tardes, y digo yo, ¿porqué las máquinas de juego tributan por una tasa de juego fija, y no por IVA?, que considero que sería lo más justo, ¿dónde está el principio de progresividad al que hace alusión el artículo 31 de nuestra Constitución con este tipo de impuesto? La tasa fiscal es un componente de gasto rígido que no deja al empresario planificar bien su negocio, el importe de la tasa no varía con la cifra de ingresos, sino por máquina en uso. Un salón de Juegos con 10 máquinas, que es el mínimo que por Reglamento de Comunidad Autónoma Andaluza hay que tener, paga de tasa fiscal sobre el juego 37.000,00 euros al año, eso fijo, recaudes o no recaudes, es decir un 37%.
    Un caso práctico: Una recaudación anual de 100.000,00 euros, si se tributara por IVA, sería 17.355,37 euros el importe del IVA repercutido, pudiéndose deducir el IVA soportado, actualmente no se puede deducir el IVA soportado debido al tipo de tributación actual por tasa de juegos; si se tributara por el 10% sobre el Win, el importe del impuesto anual sería de 10.000,00 euros.
    En una recaudación anual de 300.000,00 euros, el importe la tasa de juegos es 37.000,00 euros, es decir un 12,33%, si se tributara por IVA, sería 52.066,11 euros el importe del IVA repercutido, pudiéndose deducir el IVA soportado; si se tributara por el 10% sobre el Win, el importe del impuesto anual sería de 30.000,00 euros.
    Aquí vemos claro como el principio de progresividad no se cumple en el actual sistema de tributación, sino que ocurre todo lo contrario cuanto más recaudas menos impuesto pagas y esto qué duda cabe que favorece a las grandes empresas y no a las pymes.
    ¿Qué me puede Usted decir a este respecto, como experta de la industria del juego?, ¿cree Usted que esto debería de cambiar?
    Un saludo.


    ResponderEliminar
  2. El origen de la tasa fija viene de antiguo, de la época de la despenalización del juego en el año 1977. En aquella época hace 36 años, no habían los medios tecnológicos para gestionar el tributo y se impuso una tasa fija que es injusta y no progresiva.
    Hoy en día las máquinas podrían estar conectadas en red con la administración y monitorizar todas las jugadas. El sistema fiscal de la tasa no tiene sentido en pleno siglo XXI y no se entiende que una máquina recreativa online (una vez se legalicen) según lay 13/2011 art.48 tributase un 25% sobre los ingresos netos y una máquina en un bar pagase una tasa fija.
    Debería aplicarse un impuesto proporcional en función de los ingresos netos (una vez descontados los premios).
    Pero no creo que a los operadores de juego presencial, en mercados de máquinas contingentados, que han recolocado sus máquinas en los mejores sitios durante años, les interese...

    ResponderEliminar